Los días han perdido



Los días han perdido, les ganó la nochecita que duerme sobre los mamíferos luminosos de la ciudad, cobardes cabrones que les encanta difundir el miedo, no solo a la muerte sino a la vida, especialmente a la vida, más a las partes más bonitas. Mamíferos ruidosos estúpidos que realmente recuerdan a lo tonto. Malas ideas en ruidos que realmente no son tan malos, estúpidos si pero realmente malos no. Los mamíferos son mar y gotas que son universos transparentes, son lo negativo de la oscuridad. Los mamíferos viven en la naturaleza sin darse cuenta, no ven, perdieron la conexión con su ambiente eterno, del cual ahora desconfían y lo llenan de víboras y alacrancitos y de millones de diminutos peligros. Allá no pasa nada, pasa más aquí.  Los números aquí son muchos y muy locos. Los números allá no existen, allá los números son como gotas de mar transparentes. Todo lo que se informa es falso. Toda idea es una boca chica.

Esta no es la primera vez que te me apareces, ya eres recurrente boca chica, ya has estado aquí pero con formas anaranjadas, formas de gato o flores moradas, ya estas vieja.

Había dejado de vaguear
Había dejado de apostar mi vida
Me aseguraba y mate sin querer de miedo
De lo peor de estorboso
Diseñado para matar el alma y a su gigante y poderosa potencia espiritual,
Con magia, sin magia , con toda la magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios

 
Licencia de Creative Commons
Algo y Universo by Felipe de Jesús Robles Figueroa is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en algoyuniverso.blogspot.com.