Ángeles

Nuestras alas de ángel se atoraron a medio vuelo. No pudimos zafarnos y caímos hasta el suelo. Conservamos la vida pero perdimos las alas. Ya no eramos ángeles. En cuanto nos vimos cómo humanos nos enamoramos. Estábamos hermosos ese día. Acabábamos de dejar de ser ángeles y lo que primero que hicimos como humanos fue amarnos el uno al otro.

A ver si me acuerdo como son tus ojos

A ver si me acuerdo como son tus ojos, que se quedaron sin palabras.

Sin despedida

Desapareciste sin movimiento, en un notable silencio. Yo te sigo de lejos. Se va la mirada del otro y aparece la propia.

Sin palabras todo se conoce. Es un adiós obvio.

Ola de mar nocturno

Luz de luna en las manos. Ausencia de sombras. Sólo pasos malhumorados. Quiebres que derriten, Sangres que calienta el sol. Mañanas que son abismos. Manzanas con marihuana que cargan sueños. Desapariciones tardías que más bien parecían fotografías de viejas preguntas.

Olvido tu rostro en la vieja caída infinita.

Sueño de Harmónica

Alma de hierro y acero. Alma de piedra de montaña. Cualquier nube gris de un mar profundo revela lo más romántico de tus anaranjados.

Viste la noche con el dolor en los pies. Todas las distancias resultaron familiares. Simple oscurantismo.

Tropezando con las piedras en la oscuridad. Con el temor de que algo aplastará absolutamente todas las cosas sin previo aviso.

Esta luz es de otra parte.

Larva de sueños, Marea humana animal. Energía completa. Las mismas luces que nunca se acercan. El cerro de giros infinitos. El camino vil que nunca acaba. Aquella noche cuando la prisa venció la pasión.

Mañana es el único día para planearlo todo.

 
Licencia de Creative Commons
Algo y Universo by Felipe de Jesús Robles Figueroa is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en algoyuniverso.blogspot.com.