Diablura

El peso hunde en la arena. Diosito me quedé sin aire. Mete la mano en la oscuridad y hazme cosquillas de una buena vez. Presentame al diablo para pedirle poder, o tú hazme diablo por dentro.

Dame poder para ser egoísta o quítame el odio pues.

El verano de la serpiente

En cuanto llegué se fueron todas las nubes. El sol directo se pronunció muy cínico, se llevó todas las sombras frescas. Sólo quedó la percepción morada.

El silencio y los miles de pasos. Cómo siempre nada cambia nunca en este ciclo serpentoso, que dilata si abrazo. Lo reserva para el momento adecuado.

El lado cool de la soledad.

Juntos sin conocerse. Manchados por la muerte, por un placer que mata y un trazo que no se manifiesta.

La luz siempre está sola. La interferenciua es parte de la vida. Ser un hermitaño remediable es lo más recomendable.

Horas y horas para leer, para crear. Después de todo el tiempo que te vas es poco.

Méndigas desapariciones

Tu rostro desaparece detrás del humo azul, se deja ver, espera el momento correcto para hacer su misteriosa propuesta, promesa cuyo cumplimiento siempre se aplaza.

Por lo pronto soy yo el que se desvanece. Mi horrible suplente ya está listo. Ya sufre para llegar listo.

El pasado injusto

Solo en el hostil camino, rodeado de cosas buenas y malas. Abrumado por decisiones propias y ajenas. Con muchas ganas de un presente limpio pero a la vez temeroso de soltar el pasado, que por cierto, tampoco se quiere ir realmente. No quiere desaparece. No quiere quedarse solo como yo: a la deriva en este planeta volador.
 
Licencia de Creative Commons
Algo y Universo by Felipe de Jesús Robles Figueroa is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en algoyuniverso.blogspot.com.